EL CHICO DE LAS ESTRELLAS (Novela Juvenil)

CHRIS PUEYO (Ed. Destino)

portada_el-chico-de-las-estrellas_chris-pueyo_201507281555.jpg  Novela autobiográfica, o más bien autobiografía novelada. Una historia sobre el despertar de la identidad sexual, con una carga extra de marginación de un niño que crece en un hogar roto, de alcoholismo y abandono. El autor se distancia de su propia biografía hablando de sí mismo en tercera persona y sin nombre. Al igual que hacía Lorca, convierte a sus personajes en una descripción simbólica de lo que son, los despersonaliza, se distancia, pero a la vez se convierten en personajes de cuento de hadas, en ogros y príncipes, otorgándoles algo mágico que, unido a una narrativa casi poética, resulta conmovedor.

Como si fuera un diario, utiliza la tipografía del libro de forma expresiva, las palabras se vuelven gigantes en las situaciones de intensidad, y se vuelven diminutas cuando la voz del personaje-autor se vuelve pequeña. Y es precisamente la forma de contar la historia lo que hace que el libro resulte completamente encantador, te hechiza como lo haría un cuento infantil contándote una historia de crueldad y de superación personal.

Quizás esa idea del diario es lo que hace que a nivel de estructura literaria, la historia se pierda un poco, incluye un cuento que escribió en algún momento, y que sinceramente, aporta poco a la historia principal, más bien distrae, aunque como cuento pueda estar bien. Igualmente nos damos con un final que, como la vida misma, resulta deshilachado, el libro termina, la vida de su autor continua, pero ya no la seguiremos, y queda demasiado patente esa idea de que falta aún un final. Algo que es inevitable en la vida real, pero que en la literatura no acaba de funcionar, pues de alguna forma todo lo que tenía que contar se contó en la primera parte de la novela, y el final no aporta gran cosa a nivel narrativo. Una pena porque es un libro que se disfruta leyendo, que conmueve de una forma muy peculiar, pero que no consigue redondear o clavar la estructura narrativa. A pesar de lo cual creo que es una lectura muy recomendable para adolescentes, con o sin conflictos de identidad sexual, e incluso para cualquier adulto que recuerde su adolescencia. (El Buho)

SINOPSIS: Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe… ¿o no?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s