LLAMAME POR TU NOMBRE

 

André Aciman  (2007. Alfaguara, 2018)

41whRp2vzELNo lees este libro, te sumerges en él. Comienza con una reflexión intimista, y la acción se desliza en esa meditación continua. La novela avanza casi sin que lo sospeches, y navegas por las emociones y las sensaciones de su personaje principal, Elio.

Qué forma tan magistral de describir el primer amor, el despertar de la sexualidad de un adolescente: las dudas, los miedos, los discretos juegos de seducción, las miradas, las palabras analizadas, reinterpretadas hasta la agonía. Se une esa agonía el despertar a una sexualidad distinta, el miedo a ser descubierto, la obsesión por los silencios, el escrutinio de cada gesto, cada palabra, cada mirada, y sobre todo la osadía de vivir la pasión y el deseo. Esta escrito con tanta belleza y acierto que casi sientes el sol del verano de la costa italiana en tu cara. Es como una canción al amor con la que todos nos podemos identificar, porque todos hemos pasado por esa misma agonía en algún momento. No he visto la película, prefería leer la novela primero, y la recomiendo totalmente a los lectores que no tengan miedo a vivir deseos prohibidos y a viajar por los rincones ocultos del erotismo. (El Búho)

SINOPSIS: En una localidad de la costa de Italia, durante la década de los ochenta, la familia de Elio instauró la tradición de recibir en el verano a estudiantes o creadores jóvenes que, a cambio de alojamiento, ayudaran al cabeza de familia, catedrático, en sus compromisos culturales.

Oliver es el elegido este verano, un joven escritor norteamericano que pronto excita la imaginación de Elio. Durante las siguientes semanas, los impulsos ocultos de obsesión y miedo, fascinación y deseo intensificarán su pasión.

Berta Isla

Javier Marías (Alfaguara, 2018)

Berta Isla o el arte de que no pase nada. La novela sobre una larga espera es como un pulso lento contra el tiempo que avanza apenas, y la misma forma de escribirlo escenifica ese pulso, esa lucha contra el tiempo, contra la espera a que ocurra algo. Las ligeras pinceladas en las que la trama avanza, a

berta-islapenas un pasito pequeño, con las esperanza de que nos lleve a alguna parte, se hacen agónicas en cada página que pasa el lector, como es agónica la espera de Berta. Así el lector se convierte en la protagonista, intentando encontrar el final de la obra como ella busca una respuesta a su espera absurda. La mujer objeto aquí se convierte en la mujer vasija, pues lo único en la historia que avanza es la historia de su marido, solo cuando entramos a leerle a él parece que vamos a alguna parte, y cuando volvemos a ella nos atascamos en una mujer incapaz de vivir realmente por su cuenta a pesar de que vive sola, atada a que sea el hombre que escogió a medias para su vida el que le permita ir a alguna parte.

 

No voy a decir que me ha gustado, mas bien, ha sido un reto terminar esta novela, a pesar de esta escrito con una belleza y elegancia narrativa que ya se ve poco, y no es de extrañar que muchos la elogien precisamente por eso. Pero decir que una novela esta bien escrita, para mi es como decir que una mujer es muy bonita, si es bonita, y ¿hay algo mas? El caso es que tienen grandes aciertos de novela negra, y de novela política, que, sin embargo, se diluyen entre palabras. No me gusta la actitud de su protagonista, ni la del marido, y sobre todo, no entiendo qué intenta contarnos su autor. Parece una obra escrita en una época equivocada, a pesar de que narra nuestra historia reciente, no aporta nada interesante a los sucesos históricos que quedan tan solo como decorado de la historia, muy bien pintados, pero sin nada nuevo que aportar. Es el tipo de libro que mucha gente se compra, y casi ninguno se lee, y los que lo intentan sufren la tentación constante de abandonar. Y sigues a la espera de que al final el viaje haya merecido la pena. Sin embargo, al final, resulta decepcionante. (El Buho)

 

SINOPSIS: «Durante un tiempo no estuvo segura de si su marido era su marido. A veces creía que sí, a veces creía que no, y a veces decidía no creer nada y seguir viviendo su vida con él, o con aquel hombre semejante a él, mayor que él. Pero también ella se había hecho mayor por su cuenta, en su ausencia, era muy joven cuando se casó. »

Muy jóvenes se conocieron Berta Isla y Tomás Nevinson en Madrid, y muy pronta fue su determinación de pasar la vida juntos, sin sospechar que los aguardaba una convivencia intermitente y después una desaparición. Tomás, medio español y medio inglés, es un superdotado para las lenguas y los acentos, y eso hace que, durante sus estudios en Oxford, la Corona ponga sus ojos en él. Un día cualquiera, «un día estúpido» que se podría haber ahorrado, condicionará el resto de su existencia, así como la de su mujer.

Berta Isla es la envolvente y apasionante historia de una espera y de una evolución, la de su protagonista. También de la fragilidad y la tenacidad de una relación amorosa condenada al secreto y a la ocultación, al fingimiento y a la conjetura, y en última instancia al resentimiento mezclado con la lealtad.

O, como dice una cita de Dickens hacia el final del libro, es la muestra de que «cada corazón palpitante es un secreto para el corazón más próximo, el que dormita y late a su lado». Y es también la historia de quienes quieren parar desgracias e intervenir en el universo, para acabar encontrándose desterrados de él.

PARA ACABAR CON EDDY BELLEGUEULE

Edouard Louis (ed. Salamandra)

UnknownAún intento decidir si me gustó o no esta novela corta. En una novela dura, no disfruté de su lectura, aunque me alegra haberlo hecho. No obstante, tengo desde hace días la segunda novela de Louis, “Historia de la Violencia” (segunda parte de esta autobiografía novelada), y no consigo armarme de valor para leerla.

Es imposible no sentir empatía por el protagonista, el pequeño Eddy, que comienza su confesión con una frase dolorosa: “no guardo ningún recuerdo feliz de mi infancia”. Eddy es el niño afeminado que es sometido a la burla, la humillación, al insulto, al maltrato e incomprensión tanto de sus compañeros como de su familia, castigado por un crimen que no comprende, cuando su sexualidad aún no esta desarrollada, pero ya la identifican los que le rodean, y es empujado a la marginalidad sin entender el motivo. Cómo no conmoverse con la reacción de ese pequeño que, para evitar el abuso constante, se obliga a sí mismo a imitar, copiar, estudiar aquellas actitudes que no le surgen de forma espontánea pero que le salvarían del rechazo: como ser más duro, como hablar como un hombre. Y se hace tan obvio lo ridículo e inútil de semejante presión social.

Es una novela sorprendente (escrita por alguien que no leyó un solo libro hasta los 18 años), escrita sin miedo, se convite en un espejo incómodo de lo diferente que es la vida en los barrios marginales de ciudades cosmopolitas como Paris, y lo abandonados que quedan ciertos estratos de la sociedad. En las confesiones de Eddy se trasluce el modelo de masculinidad que construye la sociedad y como ese modelo se convierte en una forma de opresión a todos lo que escapan de él. Lo que incluye no solo a los homosexuales, sino también a las mujeres. Lo vemos reflejado en el papel secundario que juegan tanto la madre como la hermana del protagonista que tienen asumido ese papel de sumisión ante el poder masculino. El pequeño Eddy debe doblegarse a su papel de víctima, mientras ve como se construye el concepto de masculinidad a su alrededor a través de la cultura de la violencia: pegarse, ser duros, humillar al débil, oponerse a la disciplina escolar, torturar a los animales indefensos, el abuso sexual, la degradación de las mujeres, y el rechazo de la homosexualidad como afirmación de la virilidad.

La única salida para Eddy es huir, de su barrio, de su familia, incluso de su propio nombre, borrarse a sí mismo para poder construir la propia identidad. Escapar para encontrarse, para reconocerse, para conseguir ser él mismo. (El búho)

Sinopsis: Cuando el 6 de enero salió a la venta, se sabía que el autor era un estudiante de sociología en la École Normale Supérieure, homosexual, de 21 años, que narraba su martirio de adolescencia en la atmósfera asfixiante de un pueblo del norte y su cambio de identidad ante la Administración, de Eddy Bellegueule a Edouard Louis. El resentimiento guía la toma de conciencia del protagonista de su feminidad entre palizas, humillaciones, alcoholismo, machismo y pobreza. En el pasillo del colegio un escupitajo, amarillo y espeso, desciende lentamente por su cara. Es el afeminado. En casa, el padre mete a unos gatos recién nacidos en una bolsa y los estampa contra un ribete de hormigón repetidamente mientras se apagan maullidos de socorro y unos hilos de sangre abren el plástico.

UNA COLUMNA DE FUEGO

Ken Follet (Plaza Janes, 2017)

Como buen fan de Ken Follet, no podía esperar al momento de poder leer la nueva entrega de la trilogía de “Los Pilares de la Tierra”, que es, sin duda, una novela grande. 9788401018251He de decir, sin embargo, que ha sido algo decepcionante a nivel literario. El intento de crear una novela de espías en la época del renacimiento, con toda su intriga política y religiosa como telón de fondo, parece, en principio, una gran idea y que aúna las dos facetas de Follet como escritor de novelas de espías y novela histórica. Lamentablemente, a diferencia de en las dos primeras entregas de la saga, en “una columna de fuego” los personajes no consiguen emocionar, las relaciones entre ellos resultan demasiado utilitarias y se quedan frías. Hay, tal vez, un exceso de información histórica y personajes que despiertan poca empatía, que hace que se diluyan las diferentes tramas quedándose en lo superficial, se pierde lo personal en favor de lo estructural.

No obstante, como reflexión histórica, me parece que la novela acierta con el momento actual y funciona de alguna forma como lo haría una novela de ciencia ficción para mirarnos al espejo como sociedad. El principal conflicto político-social de la novela es la batalla entre los protestantes reformistas y los católicos que mantuvo a Europa en constantes guerras durante la época isabelina. Si en algo pueden resultan magistrales las novelas históricas de Follet es en brindarnos la oportunidad de ver un conflicto desde todos los puntos de vista posible. Leyendo la novela de Follet, uno no pude dejar de reflexionar sobre el paralelismo entre esta lucha ideología y las otras luchas ideológicas a las que nos enfrentamos en la actualidad. Reflexionar también sobre el uso de la religión que hace el poder político para justificar la violencia o el terrorismo, y asombra ver que tras cinco siglos, los mecanismos de manipulación sigan teniendo los mismos orígenes y objetivos.

La novela nos deja una conclusión formidable que me animo a citar de memoria: el verdadero dualismo no es entre protestantes o católicos, sino entre la tiranía de quienes pretenden imponer su forma de pensar y la tolerancia de los que quieren convivir con diferentes creencias de forma pacífica. (El Buho)

Sinopsis: “Una columna de fuego” arranca cuando el joven Ned Willard regresa a su hogar en Kingsbridge por Navidad. Corre el año 1558, un año que trastocará la vida de Ned y que cambiará Europa para siempre.

Las antiguas piedras de la catedral de Kingsbridge contemplan una ciudad dividida por el odio religioso. Los principios elevados chocan con la amistad, la lealtad y el amor, y provocan derramamientos de sangre. Ned se encuentra de pronto en el bando contrario al de la muchacha con quien anhela casarse, Margery Fitzgerald.

Cuando Isabel I llega al trono, toda Europa se vuelve en contra de Inglaterra. La joven monarca, astuta y decidida, organiza el primer servicio secreto del país para estar avisada ante cualquier indicio de intrigas homicidas, levantamientos o planes de invasión.

En París, a la espera, se encuentra la seductora y obstinada María Estuardo, reina de los escoceses, en el seno de una familia francesa con una ambición descomunal. Proclamada legítima soberana de Inglaterra, María cuenta con sus propios partidarios, que conspiran para deshacerse de Isabel.

Entretanto, Ned Willard busca a Jean Langlais, un personaje escurridizo y enigmático, sin saber que tras ese nombre falso se esconde un compañero de clase de su infancia, alguien que lo conoce demasiado bien.

A lo largo de medio siglo turbulento, el amor entre Ned y Margery parece condenado al fracaso mientras el extremismo hace estallar la violencia desde Edimburgo hasta Ginebra. Isabel se aferra precariamente a su trono y a sus principios, protegida por un pequeño y entregado grupo de espías hábiles y agentes secretos valerosos.

Los auténticos enemigos, tanto entonces como ahora, no son las religiones rivales. La verdadera batalla es la que enfrenta a quienes creen en la tolerancia y el acuerdo contra tiranos dispuestos a imponer sus ideas a todo el mundo… y a cualquier precio.

 

AL OTRO LADO DE LA VERDAD (Novela Juvenil)

 

Shia Arbulu (Teconté Ediciones)image1-2

La historia de Peter Pan contada desde una realidad muy cruda: la de la marginación social y la corrupción de los adultos. La actualidad de la temática de esta novela, al igual que su cercanía en su forma de enfocarla es lo que hace de ésta una novela que puede ser igualmente interesante para adolescentes y adultos.

Hay un punto de decepción ante el mundo cuando uno empieza a convertirse en adulto que no debemos olvidar, cuesta mucho armarse de valor y enfrentarse al reto de seguir adelante, e incluso atreverse a tener esperanzas, a hacer proyectos de futuro, construir sueños. La sensación de ser inadecuados o estar descolocados no se la vamos a poder ahorrar a nuestros hijos, es algo que van a tener que hacer ellos solos, como mucho podremos acompañarlos por el camino para darles una palmadita en la espalda de vez en cuando. Pero son ellos quienes tendrán que aprender solos a superar el fracaso, la incertidumbre, tendrán que tomar decisiones equivocadas y asumirlas, e incluso enfrentarse al reto de comprender que sus padres somos seres imperfectos que también la fastidiamos a menudo.

Estamos ante la generación de adolescentes que se ha criado en la crisis económica y política que ha trastocado nuestra sociedad y sus valores. Esta generación no ha conocido otra realidad y se enfrenta ahora al reto de convertirse en adultos, cuando nosotros mismos, los adultos de la generación previa, aún no tenemos claro que fue esa avalancha que sacudió nuestros cimientos. ¿Y qué es lo que podemos contarles nosotros? ¿Cómo les pedimos que sigan teniendo fe en su futuro?

“Al otro lado de la verdad” es una novela para adolescentes que intenta acercarse a todas estas incertidumbres, con la crisis económica, la corrupción política y sus consecuencias como paisaje sobre el que dos personajes, Ada y Puk, intentan dar sentido a la decepción. No están aquí las respuestas, pero si, tal vez, las preguntas adecuadas. No es este un cuento estilo Disney en el que un cambio de look o esforzarse mucho es la solución a todos los problemas, no es una receta fácil para la superación personal, pero tal vez si hay una forma de dar sentido a la lucha sin escapar de la realidad. Por eso esta novela es quizás una lectura imprescindible para nuestros adolescentes, porque en el mundo en el que les toca crecer, necesitan aprender a pensar con libertad, y esta es una novela que consigue precisamente eso, que reflexionemos, sin darnos recetas fáciles, ni respuestas edulcoradas. (El Búho)

SINOPSIS: Puk entra una noche a robar en casa de Ada, ella le descubre, pero, para su propia sorpresa, acaba ayudando al ladrón, tal vez porque está enfadada por el reciente divorcio de sus padres, o tal vez solo porque está decepcionada. Así empieza una amistad entre estos dos adolescentes a los que les ha tocado vivir lados opuestos de la realidad.

Los dos están desencantados con el mundo que los rodea, pero se enfrentan a ese desencanto de maneras diferentes. Es un mundo en el que los mayores se equivocan, no siempre toman las decisiones correctas y no siempre tienen razón, y a los niños les toca adaptarse, encontrar su lugar y hacerse mayores.

Una historia acerca de la crisis económica, la injusticia y la corrupción desde el punto de vista de aquellos que no pueden tomar las decisiones: los niños.

ULTIMA NOCHE EN EL GUAPA

Salem Haddad (Egales, 2017)

Unknown-1Leer esta novela es como abrir los ojos y descubrir de golpe que te han estado mintiendo mucho tiempo. Y a la vez comprender que, si en algo se parecen la sociedad árabe y la europea, es en la especialidad de llevar máscaras. Y sobre máscaras sociales es sobre lo que trata la novela de Haddad, sobre la vergüenza y sobre mantener las apariencias por el “qué dirán”. Según nos adentramos en la vida de Rasa en el día después de que su “vergüenza” se haya descubierto, nos encontramos con un sin fin de personajes que también deben ocultarse tras esa máscara social. Agravada, eso si, por la rigidez moral de la sociedad árabe.

Y estos jóvenes que se debaten entre aceptar la máscara o liberarse de ella, con todas sus consecuencias sociales, están también atrapados por el conflicto político en el que está embargado el mundo árabe. Atrapados entre el gobierno dictatorial y opresivo del régimen, y una oposición de grupos fanáticos fundamentalistas, igual de represivos. Dos fuerzas en lucha que acaban por destruir a los que tienen en medio, la sociedad civil árabe que tan solo aspira a vivir en paz y en libertad.

Haddad nos abre los ojos ante el cinismo de occidente, condenando por un lado (sin comprender) y financiando por la puerta de atrás. Con su novela descubrimos una sociedad árabe alejada de los estereotipos con los que nos machacan en las redes, con esos jóvenes ateos que escuchan Radiohead fumando porros, son críticos con su entorno político, y se ganan la vida como pueden, escapando de la represión, mientras buscan un refugio donde poder enamorarse y no tener que esconderse.

Una novela extraordinaria e imprescindible, que a mi no me dio ni para el fin de semana, pues me la bebí sin parar. (El Buho)

Sinopsis: Cuando la parte de arriba del Guapa echa el cierre y la mayoría de los clientes se han ido, en el sótano del bar se enciende una luz roja que da paso al espectáculo…

Última noche en el Guapa narra un día en la vida de Rasa, un chico homosexual que vive en una ciudad cualquiera de un país árabe cualquiera y lucha por labrarse un futuro en medio de una situación política y social insostenible. Pero no es un día más en la vida de Rasa: Teta, su abuela y única familia, lo pilló anoche en la cama con otro hombre; su mejor amigo está desaparecido y esa misma noche está invitado a una boda que cambiará su vida para siempre.

A lo largo de esas veinticuatro horas, asistimos a un relato fascinante que nos sumerge en la vida de Rasa, desde sus recuerdos de infancia —marcados por la ausencia de sus padres y la figura autoritaria de su abuela— hasta su llegada a Estados Unidos pocos días antes de los atentados del 11S y su regreso a un país que comenzaba en ese momento a echarse a las calles. Última noche en el Guapa supone una búsqueda de identidad —de un joven, de un país, de una cultura— y un relato desgarrador sobre el aplastamiento de la Primavera Árabe y el auge del fundamentalismo político y religioso.