La verdad sobre el caso Harry Quebert y El caso Fitzgerald

Joël Dicker vs/ John Grisham

A riesgo de que parezca un acto de soberbia, se me ha ocurrido hacer una comparación de estas dos novelas. Ante todo, y a modo de disculpa, se trata de dos grandes novelas de dos autores igualmente inmensos. Si me planteo la comparación es, tal vez, por la mera casualidad de que las leí una detrás de la otra y porque encontré muchos paralelismos, por lo que me pareció divertida la idea.untitled

No necesito decir que se trata de dos novelas de misterio, o thrillers como suele llamarse. En las dos novelas los protagonistas son escritores pasando un momento de bloqueo creativo que se ven envueltos, por distintos motivos, a colaborar con las autoridades para resolver un caso. Las dos novelas además están ambientadas en un apacible pueblo de la costa norteamericana, donde la cercanía al mar juega un papel importante, y en el cual se relacionan con otros escritores de mayor prestigio y otros singulares personajes del pueblecito en cuestión. Y es así como ambos autores empiezan sus historias plagados de clichés insoportables. Siempre pienso que cuando los autores describen ese mundo del escritor con fechas de entrega, editores que los persiguen irritados para que terminen su próxima novela, éxitos inusitados y contratos millonarios, se trata más de la fantasía en la que les gustaría vivir que en el mundo real de un escritor contemporáneo. Aunque en el caso de Grisham, no pondría la mano en el fuego de que no sea así efectivamente. De ahí, sin duda, esa deliciosa escena de la reunión de escritores en su novela que no tiene desperdicio.

Y hasta aquí las similitudes. Las dos novelas tienen una narrativa maravillosa que se lee con gusto y fluidez, en el caso de Grisham en un tono más romántico, Dicker en cambio, tiene algo de esperpéntico que resulta gratamente divertido. Si hay una diferencia fundamental, es en el trato que reciben los personajes femeninos. La novela de Grisham tiene como protagonista a una escritora, que trabaja para una agente de seguros que gana en astucia al mismísimo FBI. Todos los personajes femeninos que aparecen en la novela son insólitos e intrigantes, la mujer del librero investigado con una idea abierta de las relaciones en pareja, o la pareja de escritoras lesbianas que son sencillamente geniales. Todos los personajes de la novela tienen un tratamiento peculiar que enriquece la historia.

Dicker, sin embargo, si bien tiene personajes protagonistas masculinos muy interesantes, carece por completo de personajes femeninos que aporten algo. Las mujeres en su novela son caricaturas estereotipadas: la chica guapa del pueblo, su madre la cotilla, la madre del protagonista debe ser la mujer más estúpida del planeta. Tienen su gracia, como caricaturas, pero pensándolo a fondo, resulta molesto e incluso misógino que no haya conseguido crear un solo personaje femenino que se salve. Incluso Nola, la víctima y motivo de la intriga, una niña de quince años que se comporta como una mujer de veinticinco, resulta irreal y se convierte solo en una excusa. Añade que las dos mujeres guapas de la novela se enamoran perdidamente del escritor y parece un caso grave de egocentrismo. Pero más molesto resulta el intento de Dicker de justificar la relación entre un hombre de treinta y una niña de quince. No cuela Dicker, es desagradable justificar la pedofilia, y más cuando parece innecesario, pues Nola no actúa como una niña de quince. Tal vez al autor le ciegue sus intenciones, o tal vez no haya conocido jamás a una niña de quince real, el caso es que podría haberle añadido un par de años, incluso dejarla en la veintena, y la historia no habría cambiado sustancialmente por lo que no se entiende que quiera hacernos creer que es “amor verdadero”.

A pesar de su fracaso con la construcción de personajes, si tuviese que recomendar una de las dos novelas, sería la de Dicker. La trama de intriga esta increíblemente bien hilada, no queda ningún fleco, y acaba encajando todas las piezas a la perfección, y a la vez consigue que el misterio y el desconcierto te atrape durante el desarrollo de la historia hasta el último momento. Con un final magistral y sorprendente.

El caso Fitzgerald es igualmente una novela bien construida y bien enlazada, que, sin embargo, no llega a atraparte nunca. Puede que sea sencillamente el hecho de que el robo de unos manuscritos que suelen permanecer encerrados en una biblioteca sin acceso al público, y que una vez descubiertos, volverán a estar ocultos, nos resulta completamente indiferente. La novela no emociona porque nos da exactamente igual si se resuelve el misterio o no, porque el malo nos cae bien, y la investigación en algún momento queda en segundo plano y nos es irrelevante. Sin duda, nos gusta más Grisham cuando consigue emocionarnos. (El buho)

9788420414065

Sinopisis: El caso Fitzgerald

Está a punto de cometerse un asesinato… 

Una banda de ladrones se hace con los cinco manuscritos de las novelas de F. Scott Fitzgerald alojados en una cámara acorazada bajo la biblioteca de la Universidad de Princeton.

Bruce Cable regenta una librería popular en la ciudad de verano de Santa Rosa, en Camino Island, Florida. Sin embargo, negociar con libros raros es lo que realmente le proporciona dinero. Muy pocos saben que de vez en cuando se aventura en el mercado negro de libros y manuscritos robados.

Una joven endeudada escritora, Mercer Mann, que pasaba los veranos en la casa de la playa de su abuela en la idílica Camino Island, recibe una propuesta que no puede rechazar: volver a la paz de la isla a escribir su novela y mientras tanto acercarse a cierto librero de dudosa reputación y su interesante colección de manuscritos. Pero Mercer terminará descubriendo más de lo necesario.

Sinopsis: La verdad sobre el caso Harry Quebert

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

One thought on “La verdad sobre el caso Harry Quebert y El caso Fitzgerald

  1. El libro de Harry Quebert, es fantástico, te atrapa, no solo la intriga, ese amor descorazonador de Harry te atrapa y te llega al alma. De principio a fin
    Recomendable

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s